"Con las PCR rápidas tenemos el resultado en una hora y con un 99% de especificidad"

La COVID nos ha obligado a cambiar nuestros protocolos con el fin de ofrecer todas las garantías de seguridad a nuestros pacientes. Entre otras cosas, a todos aquellos que van a ser ingresados o intervenidos quirúrgicamente se les realiza una prueba PCR programada que descarte que están infectados. El resultado de las PCR suele tardar unas 24 horas en llegar y esto complica las cosas en el caso de los pacientes que entran de Urgencia, que deben esperar al resultado en una zona de preingreso antes de subir a planta. Para evitar esta demora y las complicaciones organizativas derivadas de ella, desde la pasada semana a los pacientes que entran de Urgencia y deben ingresar se realizan PCR rápidas que nos permiten conocer el resultado de la prueba en una hora, con lo cuál reducimos al máximo el tiempo de espera para decidir su destino de ingreso. Hablamos con Isabel Peña, analista del Laboratorio sobre las ventajas y funcionamiento de estas nuevas pruebas.


¿Qué son las pruebas PCR rápidas?

Se denomina PCR rápida aquellos equipos comerciales automatizados que integran en un único sistema cerrado todas las fases que incluye una PCR clásica (extracción, amplificación, detección del material genético), por ello se acorta el tiempo de respuesta en 1 hora frente a las 3-4 horas aproximadamente de la PCR clásica.


¿Qué ventajas e inconvenientes tienen respecto a las PCR clásicas?

La primera, fundamental, es la reducción del tiempo de respuesta, pero hay más. En cuanto aparataje, se necesitan menos medios materiales. Además, no es necesario personal técnico tan experimentado en el área de biología molecular como sí ocurre para el tratamiento de muestras en una PCR clásica. Por otra parte, la manipulación previa de la muestra es mas fácil y breve.


En cuanto a los inconvenientes, principalmente, el coste, que por cada determinación es mucho más elevado. Además sólo se permite una muestra de paciente por determinación, es decir las muestras se procesan de una en una, frente a la PCR clásica que permite obtener el resultado de varios pacientes en una mismo bloque de muestras.


Por el momento, debido a la alta demanda actual de estos sistemas en todos los centros hospitalarios, los recursos son limitados y lo gestionan las casas comerciales de acuerdo a todos los clientes con los que trabajan. El dato positivo es que son muchas las casa comerciales que están trabajando en el desarrollo de este tipo de metodologías rápidas.

El uso actual de la PCR rápida en la Clínica es evitar un área de preingreso y que los pacientes que desde Urgencias vayan a ingresar tengan un resultado lo más rápido posible que ayude en su destino de ingreso

¿Son igual de eficaces que las PCR clásicas?

En cuanto a eficacia, los datos son muy buenos. En concreto en nuestra clínica estamos trabajando actualmente con unos paneles respiratorios para la determinación simultánea de 23 virus y bacterias asociados con la infección de las vías respiratorias, incluido el Covid-19, a partir de una sola muestra tomada con torunda nasofaríngea. Los datos de sensibilidad y especificidad son del 95% y del 99% respectivamente.


¿Las PCR rápidas van a sustituir a las habituales o la idea es realizar diferentes pruebas según el tipo de paciente o situación?

Cómo he explicado anteriormente, tal y como está el mercado actual, con grandes volúmenes de muestras, estos sistemas no pueden sustituir a la PCR clásica, por precio, por cantidad de reactivos y por la forma de trabajar de una en una. Este tipo de metodología de PCR rápida está implantada en la mayoría de centros hospitalarios, pero su uso está muy restringido a únicamente casos puntuales, como por ejemplo cirugías muy urgentes que no puedan esperar.


Con la llegada del otoño y el aumento de los casos de gripe y catarro, probablemente se genera una muy alta demanda/necesidad de tests para descartar posibles casos de COVID. ¿Cuál crees que debería ser la política a seguir?

Creo que es muy difícil vaticinar que ocurrirá este invierno con exactitud y predecir cuál será la forma mas correcta de actuación. Ni los expertos en la materia, entiendo, saben con exactitud lo que ocurrirá, ya que como hemos visto en los meses anteriores los protocolos de actuación frente al SARS CoV-2 han ido cambiando y modificándose de acuerdo a su evolución. Por ello creo que la política a seguir la determinarán las autoridades competentes en esta material teniendo en cuenta la evolución de la enfermedad, números de casos, medios disponibles tanto de materiales como personal sanitario etc.


En nuestro caso concreto, el uso actual que ha aprobado la Dirección de la clínica en cuanto al uso de la PCR rápida, es evitar un área de preingreso y que los pacientes que desde urgencias vayan a ingresar tengan un resultado lo más rápido posible que ayude en su destino de ingreso.


¿Qué diferencia hay entre las PCR, los test serológicos y los tests rápidos? ¿En qué casos son aconsejables cada una de estas pruebas?

La PCR son métodos moleculares en los que la muestra elegida para la detección de SARS CoV-2 es una torunda nasofaríngea del paciente que nos detecte la presencia del virus en el organismo en ese momento concreto. Los test serológicos nos muestran el estado inmunitario de la persona frente al SARS CoV-2. Medimos anticuerpos y la muestra de elección es sanguínea (suero del paciente preferiblemente).


La PCR es la prueba de elección cuando clínica o epidemiológicamente haya sospecha de infección activa por SARS CoV-2. El test serológico es la prueba que se debe solicitar cuando el paciente haya pasado la enfermedad.


Actualmente el cribado de anticuerpos se hace con la determinación de anticuerpos totales mediante quimioluminiscencia (CLIA) ya que es más sensible y se detecta antes que la determinación de IgG e IgM por separado. Se ha visto que en personas que hayan pasado la Covid-19, el día de aparición de anticuerpos varía de unas persona a otra al igual que ocurre con la seroconversión de IgM a IgG, ya que se han descrito casos en que las IgM pueden convivir junto a las IgG durante días e incluso semanas.


Los test rápidos para detección de anticuerpos (totales o IgM/IgG) que inicialmente tuvieron todos los hospitales, de forma general, no se están utilizando ya que no han dado buenos resultados.

71 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

Asunción Klinika intranet

Ayúdanos a ser mejores

Deja aquí tus propuestas de mejora, del tipo que sean. Las estudiaremos y elevaremos al dpto. que corresponda y les daremos respuesta a través del blog. Todas los mensajes son anónimos.