Jesús Gómez Montoya: "Un hospital concertado ofrece igual o mejor servicio que uno público"

Entrevista a Jesús Gómez Montoya publicada este domingo en la edición Tolosaldea-Goierri del Diario Vasco


El neurocirujano y gestor sanitario Jesús Gómez Montoya cumple veinticinco años como gerente de Clínica Asunción, y anuncia que dejará el cargo en 2021, cuando concluyan las importantes reformas que se están llevando a cabo en el centro sanitario. En esta entrevista pone en valor «el gran beneficio» que, asegura, supone la existencia de la clínica para la comarca, recuerda que estaba a punto de desaparecer en 1994, y defiende sin ambages la sanidad concertada. Responde también a todos los argumentos críticos que recibe la clínica, y opina que detrás de todos ellos «no hay más que motivaciones políticas».


El tema de la sanidad en Tolosaldea ha generado muchos debates y desde la dirección de la clínica nunca han respondido. ¿Han cambiado de opinión?

No nos gusta en absoluto entrar en dialécticas del 'tú más'; huimos de las polémicas estériles, del enfrentamiento. No es nuestro estilo. No hemos querido nunca entrar al trapo. No merece la pena responder a quien calumnia y miente.


¿Y entonces?

Si hemos decidido ahora salir a la opinión pública es porque cumplimos 25 años al frente de la clínica, una fecha redonda para poner en valor todo lo que hemos hecho en este periodo, resaltar el gran beneficio que ha supuesto la clínica para la comarca, y destacar el proceso de renovación en el que estamos inmersos, y que dará como resultado un hospital totalmente nuevo, moderno y reformado para, al menos, los próximos veinticinco años.


Tolosaldea es la única comarca vasca donde la clínica de referencia no es pública sino concertada. ¿Considera usted que estamos en igualdad de condiciones? ¿El servicio que ofrece un hospital concertado tiene el mismo nivel de calidad que el de uno público?

Por supuesto que lo tiene, e incluso mejor, no tengo ninguna duda de ello. No me gusta compararme con otros centros, pero sí tengo claro que no existen sanidad pública y sanidad privada, existe la buena o mala sanidad o mejor dicho, la sanidad competente y la no competente. Y nosotros somos competentes. Los hechos no mienten. Somos una de las comarcas sanitarias mejor valoradas en Euskadi teniendo en cuenta parámetros objetivos, los controles anuales y las encuestas de satisfacción de los propios pacientes ¡Algo bien estaremos haciendo! No tengo ninguna duda de que la comarca valora el hecho de tener un hospital tan cerca y confía en nosotros.


Pero una empresa privada siempre intentará obtener un rendimiento económico. ¿No limita este hecho la calidad asistencial?

Lo que tiene que hacer un hospital es ofrecer un buen servicio. Esto es lo que de verdad importa al paciente, no su titularidad. Y además somos más eficaces que un centro público. Teniendo un coste 35 % menor, ofrecemos igual o mejor servicio sanitario. Yo defiendo que el dinero público siga siendo público, pero entiendo que es mejor que sea gestionado de forma privada. Ésta es mi opinión y otros tendrán la suya.


La plataforma Topa abandera desde hace años un movimiento a favor de la publificación de la clínica de la Asunción...

Entiendo que alguien diga que Clínica Asunción tiene que ser un hospital público de gestión pública, pero para defender este objetivo no se puede mentir contínuamente y decir que estamos haciendo las cosas mal cuando resulta que es todo lo contrario. En mi opinión, la gestión sanitaria basada en un modelo mixto, de colaboración público-privada, es la que mejor resultados ofrece.


¿Por qué entonces se han generado tantos debates en torno a la atención sanitaria de Tolosaldea si, como argumenta, no hay motivos objetivos que los justifiquen?

Por simples cuestiones de oportunismo político, estoy convencido. No hay otras razones objetivas. Se vio en las últimas elecciones. Algunos pensaron sacar rédito con este tema y no lo obtuvieron. Aquí la situación sanitaria no figura entre las preocupaciones de la gente, que valora el servicio que ofrecemos. Muchas de las críticas hacia la clínica tienen una clara motivación política. Se dicen cosas que no son verdad. No se puede defender una opinión sin atacar ni calumniar a la gente.


¿Por qué se han ido muchos médicos en los últimos años?

Es normal que los médicos se muevan y cambien de hospital. Esto pasa en todas las clínicas. Y si encima oyen rumores catastrofistas sin fundamento... pues se van a la sanidad pública, donde tienen plaza de por vida. Pero lo mismo que se han ido unos, han venido otros. Es un problema que trasciende del ámbito de la clínica.


¿Por qué?

Existe un problema global estructural de falta de especialistas médicos. Hay una falta de planificación por parte del gobierno estatal. Si no se sacan más plazas MIR y se siguen jubilando profesionales (15.000 en los próximos cinco años en toda España), está claro que hay un problema serio que no sólo nos afecta a nosotros. Éste es un problema que se podría resolver con voluntad.


¿Y qué propone?

A mi modo de ver, habría que abrir las fronteras y permitir la entrada de médicos extranjeros. También habría que eliminar las incompatibilidades. ¿Por qué no vas a poder trabajar en la pública y en la privada siempre que no haya derivación de pacientes? Con estos dos parámetros se aumentarían las horas disponibles y se solucionaría el problema a corto plazo; a largo está claro que habría que aumentar las plazas de MIR.


Desde Topa aseguran que más del 50 % de los especialistas médicos de la clínica carece de título homologado. ¿Es eso cierto?

No, en absoluto. El 90 % tiene título homologado y el que no lo tiene está en vías de hacerlo. Es un asunto meramente administrativo. Tenemos muchos médicos especialistas que han venido de otros países y que están en trámite de convalidar su especialidad, pero son médicos especialistas. Son profesionales preparadísimos, muchos de ellos mejores que los de aquí. No me parece lógico renunciar a profesionales porque les falte un papel administrativo. ¡Pero es que la homologación tarda hasta diez años! ¿Por qué? Porque no se aborda en serio el problema de falta de especialistas.


Tenemos muchos médicos especialistas que han venido de otros países y que están en trámite de convalidar su especialidad, pero son médicos especialistas. Son profesionales preparadísimos, muchos de ellos mejores que los de aquí. No me parece lógico renunciar a profesionales porque les falte un papel administrativo.

El comité de empresa sostiene que la clínica tiene un tercio menos de personal que un centro público, y que los ratios y las condiciones laborales y económicas de los trabajadores son peores...

No es cierto, la clínica tiene 340 trabajadores y las condiciones son incluso mejores que las de Osakidetza. En realidad, son diferentes. Por ejemplo, los turnos los organizan las propias profesionales de enfermería. La libertad de organización es mucho mayor que la de un centro público. Puede que en éste tengan más días 'moscosos', es verdad. Por eso digo que las condiciones son diferentes. Aquí, una enfermera de quirófano gana más que en un hospital público. En general, los sueldos de las enfermeras y de los médicos de la clínica son iguales o mayores que los de Osakidetza.


El PNV de Tolosa ha mostrado su intención de buscar terrenos para un posible nuevo hospital público a largo plazo. ¿Le sorprendió?

No sé por qué lo dijeron. Pregúntaselo a ellos. Una cosa es la política y otra la atención sanitaria, y yo procuro no mezclar la política y la profesión.


Pero hablaron de un futuro en el que la clínica sería un centro concertado especializado en pacientes de larga estancia y habría otro hospital público más pequeño...

Insisto (en tono vehemente). Pregúntaselo a ellos. Nosotros no sabemos nada de esto. Y además... la revista que han buzoneado desde el gobierno municipal sobre el Plan de Gestión 2019-2023 contiene quince páginas y no leo ninguna mención a este tema que me planteas. Sólo te puedo decir que es absurdo pensar que nos estemos involucrando en una reforma tan ambiciosa si no tuviésemos claro nuestro futuro como clínica concertada. Insisto, somos una de las comarcas sanitarias mejor valoradas de Euskadi con el actual sistema. Esto es lo que tenemos que poner en valor.


La evolución de 25 años

¿Cuál cree usted que ha sido la principal aportación de la clínica Asunción a la comarca de Tolosa?

Ha permitido que Tolosaldea tenga un hospital comarcal de referencia. Con todo lo que ello implica de atención directa al paciente. Se racionalizaron los recursos y se logró vertebrar un centro que hace veintincinco años estaba abocado a la desaparición.


¿Recuerda cómo estaba la clínica en 1994? ¿Qué pasos se dieron en aquellos años?

La clínica estaba en una situación insostenible de quiebra y con un ambiente de alta conflictividad laboral. Los alcaldes de la comarca se movilizaron pidiendo el concierto con el Departamento Vasco de Salud. Me propusieron que presentara un plan integral de viabilidad económica y reorganización funcional. Conseguí el apoyo de los propietarios, del comité de empresa y de la consejería de Sanidad. Los inicios no fueron fáciles, pero el plan dio sus frutos y no hemos parado de crecer.


¿Qué destacaría de la evolución experimentada en estos años?

Hemos pasado de 110 a 340 trabajadores. Somos la primera empresa creadora de empleo en la comarca de Tolosaldea. Fuimos el primer hospital comarcal vasco que contó con un equipo de resonancia y una UCI, los primeros con historia clínica electrónica, hemos creado tres centros ambulatorios en Belate, Andoain y Ordizia, y contamos con varias unidades interdisciplinares como la Unidad de Hospitalización de Media Estancia o la de Hospitalización a Domicilio.


¿Manejan datos concretos?

Sí, y hablan por sí solos. Además de haber triplicado la plantilla, nuestra facturación ha pasado de 7 millones de euros en 1994, a los 23,5 de la actualidad. Y de esta cantidad, para sueldos y salarios van destinados 17,5 millones. Hemos tenido un incremento del 400 % en recursos humanos en los últimos veinte años. Tenemos 93 facultativos frente a los 45 que trabajaban en el hospital hace 25 años. Nuestro volumen de actividad anual es de más de 5.000 ingresos, 85.000 consultas, 17.000 urgencias, 3.700 cirugías...


¿Qué esperan de la reforma en la que están inmersos?

Es una rehabilitación integral que dará como resultado un hospital nuevo y moderno. El proyecto supone también una reorganización en la que todos nuestros recursos asistenciales van a estar enfocados al paciente. Esta es la revolución.


¿Usted cree que si no existiese la Clínica Asunción, el Hospital Donostia podría absorber a todos los pacientes de la comarca?

Técnicamente sería posible pero socialmente no estaría justificado hoy en día. Tolosa está muy cerca de Donostia. Si la clínica de la Asunción no hubiese existido o se hubiese cerrado hace 25 años, Tolosa no tendría hoy un hospital. No se hubiese construido otro centro con dinero público. Se hubiesen derivado los pacientes a Donostia y a Zumarraga. Por eso digo que el bien que ha hecho esta clínica es enorme. Y con el lujo añadido de que todo ciudadano de Tolosa puede ahora mismo elegir si quiere ser atendido aquí o en el Hospital Donostia, una opción que no tienen en otras comarcas. Y no olvidemos que las listas de espera en La Asunción son menores que las de otros hospitales.


Ha anunciado que se jubilará en 2021, tras la culminación de las obras. ¿Quién se hará cargo de la Clínica Asunción?

-Nadie es imprescindible en esta vida. Vendrá otro profesional que se encargará de la gestión. Nos vamos a jubilar a la vez varias de las personas que formamos parte del equipo directivo. Haremos una transición responsable, vendrá un gerente nuevo. Yo soy muy optimista con el futuro de esta clínica.


Leer la entrevista en Diariovasco.com

78 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

Asunción Klinika intranet

Ayúdanos a ser mejores

Deja aquí tus propuestas de mejora, del tipo que sean. Las estudiaremos y elevaremos al dpto. que corresponda y les daremos respuesta a través del blog. Todas los mensajes son anónimos.