"Más del 10% de los ingresos se deben a efectos secundarios o errores de la medicación"

Carmela Mozo es la farmacéutica de la OSI Tolosaldea y Cristina Pérez la responsable de Seguridad del Paciente de la misma. Ambas impartieron la pasada semana un curso de actualización en Presbide, la herramienta de prescripción electrónica de Osakidetza, en el que, entre otras cosas, transmitieron dos ideas claras: la necesidad de una correcta coordinación entre los profesionales de atención especializada y de Atención Primaria y la importancia de Presbide como herramienta que permite compartir en tiempo real el historial farmacoterapéutico del paciente.




¿Qué es Presbide?

Carmela: Presbide es una herramienta de prescripción electrónica que permite aúnar todos los tratamientos indicados a un paciente, tanto de la atención primaria como de especializada o la salud mental. El objetivo último es el de alcanzar una mayor seguridad en la prescripción de medicamentos al paciente; asegurar que sepa en cada momento lo que tiene que tomar y cómo tomarlo; y aunar las prescripciones de todos los ámbitos asistenciales. Presbide es, en resumen, el historial farmacoterapéutico único, de una persona.


Cristina: El paciente a veces pasa por atención primaria una vez al año, y en paralelo acude a consultas de especialistas: va al cardiólogo, al urólogo, puede tener un ingreso… Gracias a Presbide todas las prescripciones se centralizan en una sola herramienta y todo el personal sanitario conoce qué tratamientos está siguiendo o ha recibido anteriormente el paciente y así pueden evitarse órdenes contradictorias, duplicidades, o prescripciones que pueden ser dañinas en combinación con otras. De esta forma, se aumenta la seguridad del paciente. Por ejemplo, al permitir ver qué es lo que los compañeros de la especializada han prescrito, puedes tomar medidas y realizar un seguimiento más estrecho del paciente para así controlar posibles efectos secundarios.


Se trata, entonces, de una herramienta que aúna a todos los niveles asistenciales...

Carmela: Sí, esa es su riqueza. El paciente no es estático. Es cierto, el médico de familia suele ser su primera referencia asistencial, pero como decía Cristina, en momentos claves necesita otra asistencia, ya sea en el hospital o en la consulta especializada. De hecho, los errores en torno a la medicación se producen fundamentalmente en esos tránsitos asistenciales. Por eso es importante insistir en la necesidad de coordinarnos para evitar esos errores.


Los errores en torno a la medicación se producen fundamentalmente en los tránsitos asistenciales entre Primaria y Especializada, por eso es importante insistir en la necesidad de coordinarnos para evitarlos

¿En concreto, qué se puede hacer para evitar esos errores?

Cristina: Conciliar, coordinarse y comunicarnos, entre nosotros y con el paciente. Estamos intentando poner en marcha una actividad colaborativa entre especializada y atención primaria a aplicar en el momento del alta tras un ingreso. Consistiría en explicar al paciente el informe de alta incidiendo en el tratamiento en el momento de irse a casa. Tras el alta, el paciente recibiría una llamada de la enfermera de atención primaria en la que se podrían resolver dudas sobre el tratamiento. No hay que olvidar que las medicaciones que ponemos tienen efectos secundarios. Fármacos como el sintrom, la insulina o la prednisona… son de gran riesgo, y estudios señalan que alrededor del 10-12% de los ingresos se deben a efectos secundarios o errores de la medicación. El 50% de esos errores son prevenibles y debemos trabajar para evitarlos.


¿Cuáles son los errores más comunes?

Carmela: Hay de todo tipo. Por ejemplo: un paciente ingresa en Urgencias y le ponen una medicación sin comprobar todo su historial farmacoterapéutico, dándose una duplicidad entre la medicación previa y la nueva prescripción Cristina: La herramienta Presbide es muy útil para evitar duplicidades ya que tiene alertas que saltan para avisarte cuando ya se ha prescrito anteriormente una medicación. Otro error muy común es que a veces, cuando hay tratamientos que hay que suspender al año, si no estás atento o el paciente no pasa por atención primaria, las prescripciones pueden quedar abiertas y que el paciente lo siga tomando.


Aunque no queramos los errores en la medicación suceden y el hecho de que todos colaboremos y pongamos en Presbide la prescripción hace que seamos conscientes a tiempo real de lo que toma el paciente y, por tanto, seamos capaces de prevenir efectos secundarios de la medicación.

¿Desde cuándo está en marcha Presbide, cómo se va implementando?

Carmela: El sistema e-rezeta está en atención primaria desde el año 2011, en especializada se empezó a implementar en el 2014 y aquí en la Clínica, en el 2017. En noviembre del 2016 hicimos tres sesiones de formación, para presentar la herramienta, pero Presbide ha tenido muchas modificaciones y mejoras desde aquel 2011, y creo que es importante que se va actualizado y mejorando teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios.


¿Los profesionales se acostumbran rápido a Presbide?

Sí. No es nada misterioso. Es una herramienta bastante intuitiva y que dispone de opciones/ayudas que te pueden facilitar y agilizar su uso.


¿Qué le diríais al profesional que todavía tiene ciertas reticencias a utilizar herramientas como Presbide?

Cristina: Le animaría a que usara. Aunque no queramos los errores en la medicación suceden y el hecho de que todos colaboremos y pongamos allí la prescripción hace que seamos conscientes a tiempo real de lo que toma el paciente y, por tanto, seamos capaces de prevenir efectos secundarios de la medicación. Toda la prescripción que hagas a través de Presbide está junto al resto y queda constancia de ella. Las prescripciones hechas en receta a mano no constan con el resto de prescripciones, lo que es un factor de error.

Por ejemplo, si un paciente va a Urgencias, es importante registrar en la historia clínica el tratamiento actualizado de lo que el paciente está tomando. A veces el motivo de la urgencia puede ser, precisamente, un efecto tras un error de medicación, o simplemente, un efecto secundario de la misma, ya que las medicaciones tienen sus riesgos. Si tú no sabes lo que ese paciente está tomando a tiempo real, no vas a poder hacer una sospecha diagnóstica de lo que sea, porque no lo vas a contemplar. En atención primaria tenemos esa visión en conjunto del paciente que nos lleva a revisar una y otra vez el tratamiento del paciente en presbide.

30 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

Asunción Klinika intranet

Ayúdanos a ser mejores

Deja aquí tus propuestas de mejora, del tipo que sean. Las estudiaremos y elevaremos al dpto. que corresponda y les daremos respuesta a través del blog. Todas los mensajes son anónimos.