“Noto cierto reparo en los hombres a la hora de hablar sobre sexualidad masculina”

El cáncer de próstata se sitúa actualmente en el tercer lugar en mortalidad entre los hombres. Solamente en 2018 se estimaron 31.728 nuevos casos diagnosticados en España (según datos de la IARC). Eso quiere decir que por cada 100.000 hombres 139 son diagnosticados con esta enfermedad. Los avances en el tratamiento son favorables y proyectan optimismo, ya que la supervivencia ha mejorado en las últimas décadas que pasa de ser un 66,1% a un 98,4% en los últimos años. Esta semana entrevistamos al Jefe del Servicio de Urología, el Dr. Sandro Saldari, para además de profundizar en el cáncer de próstata hablar sobre un tema “tabú” como es la disfunción sexual, que afecta a un 20% de los hombres españoles.


¿Cuales son las preguntas más frecuentes a las que se enfrenta en consulta?

La consulta urológica normalmente es una consulta amplia. Tiene la parte clínica, de toda el área urológica donde las preguntas más frecuentes son las relacionadas con la vía urinaria: problemas para orinar, problemas relacionados a la formación de cálculos renales… En los hombres adultos, las preocupaciones están más relacionadas a la parte prostática: dudas sobre la próstata, si hay cáncer o no hay cáncer de próstata…

La urología es complicada porque contempla varias áreas terapéuticas: la parte clínica, relacionados con enfermedades venéreas , tratamientos médicos de la infección urinaria, tratamientos médicos de la Hiperplasia prostática ect,, la parte diagnóstica (de hecho hacemos endoscopias , urodinamia , flujometrias, y otros procedimientos de diagnóstico), y por último tenemos la parte quirúrgica, y eso quiere decir que todo lo que se diagnostica que tiene una posibilidad quirúrgica la tratamos nosotros también.

La urología ha tenido una evolución tremenda en los últimos 20 años en tratamientos no invasivos y en lo relacionado a la próstata en las nuevas tecnologías. Todas estas áreas nuevas de la urología han creado muchas subespecialidades incluyendo entre ellas la laparoscopia urológica, la endourología, la andrología, la Oncología ,entre otras....

¿Hay algún problema que no tenga solución a día de hoy?

Siempre hay problemas que no tienen solución. Ojalá tuviéramos el tratamiento para todas las enfermedades urológicas1º2. En función al pronóstico precoz, casi todos los problemas oncológicos tienen tratamiento con muy buenos resultados a mediano y largo plazo si se diagnostican a tiempo, de forma temprana y en función a otras terapias y enfermedades. Como en toda el área de la medicina, hemos avanzado muchísimo pero siempre mucho que hacer y crear.

“Los avances en el tratamiento de próstata han sido tremendos. Si lo diagnosticamos y tratamos prontamente, el abanico de posibilidades del paciente a medio-largo plazo son excelentes.”

¿Sigue notando que muchos pacientes sienten reparo para tratar estos problemas? ¿A qué se debe?

Los pacientes generalmente se han adaptado a las enfermedades urológicas, hablan de ello sin problema. Dónde se nota un poco más de reparo a la hora de hablar sobre ello es en la parte andrológica, lo relacionado a la sexualidad masculina. Hay mucho reparo en la parte urológica de la disfunción sexual, ni siquiera se atreven a preguntar a sus médicos de cabecera. Muchas veces vienen a consulta referidos por el médico de cabecera por un supuesto problema de próstata y una vez dentro de consulta nos hablan de su problema de disfunción sexual ya que es un tema tabú a día de hoy.

¿Reaccionan con miedo ante la idea de tener que someterse a una intervención

quirúrgica los pacientes?

Todo paciente que tenga que operarse siente miedo, es normal. Todo depende de la confianza que pueda tener el paciente en la relación médico-paciente, que es lo más importante. Siempre es bueno conocer al paciente, visitarlo antes de la operación si uno no lo conoce para que el paciente sepa quién lo va a operar y por qué. Para mí la relación médico-paciente es la estrategia más importante en el tratamiento de todas las enfermedades.

“El cáncer de próstata tiene una tendencia a ser hormono-dependiente: depende de las hormonas masculinas del hombre.”

¿Cómo ve la evolución del cáncer de próstata?

El cáncer de próstata ha tenido muchísimos avances en los últimos 10 años. Yo creo que ha habido avances desde el punto de vista terapéuticos. El cáncer de próstata tiene una tendencia a ser hormono-dependiente: depende de las hormonas masculinas del hombre. Casi todo el cáncer de próstata viven de las hormonas masculinas entonces los tratamientos iniciales que se hacían hace 20 años era bloquear las hormonas masculinas para tratar de bloquear el cáncer.

Inicialmente se daban hormonas femeninas (estrógeno…) hasta que se empezó a hacer orquiectomía (quitar los testículos a los pacientes). Después comenzaron muchos tratamientos excelentes que hacen lo mismo desde el punto de vista funcional químico y eso fue un cambio tremendo. Las terapias modernas para para el tratamiento de cáncer de próstata vinieron seguido: primero las radicales y abiertas, que eran muy complejas, ahora se hacen por laparoscopia. Y después las otras terapias anti oncológicas accesorias como mejores quimioterápicos, mejores betabloqueantes, mejores medicamentos para contrarrestar las metástasis óseas y además, lógicamente, el uso de radiaciones localizadas como la braquiterapia, qué es la colocación de semillas radiactivas dentro de la próstata.

Los avances han sido tremendos. Lógicamente nos quedamos cortos en los tratamientos de próstata avanzado. Nosotros luchamos con el diagnóstico precoz todos los días, porque del diagnóstico precoz está la base del tratamiento para el cáncer de próstata. Si lo diagnosticamos y tratamos prontamente el abanico de posibilidades del paciente a medio-largo plazo son excelentes.

¿Cual es el mayor desafío para un urólogo?

Yo siempre digo que en medicina no hay nada sencillo. Yo tenía un profesor que siempre preguntaba “¿Cuál es la cirugía más complicada?” y todo el mundo decía un trasplante Renal o una hemicolectomía. “¿Y cual es la cirugía más fácil?” y algunos respondían una cura de Hidrocele o una apendicectomía. Pero en la realidad la situación no es cierta, la cirugía más fácil puede ser una hemicolectomía y la cirugía más difícil puede ser una apendicectomía. En medicina ningún paciente es igual, todos los pacientes deben ser tratados de forma individual. Cualquier acto médico tiene su complicación: desde un acto muy simple hasta el más complejo. Por eso todos los actos deben manejarse como si fueran complejos para evitar que se vuelvan complejos.

56 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

Asunción Klinika intranet

Ayúdanos a ser mejores

Deja aquí tus propuestas de mejora, del tipo que sean. Las estudiaremos y elevaremos al dpto. que corresponda y les daremos respuesta a través del blog. Todas los mensajes son anónimos.