Carta de despedida a Loli Arandia

El Dr. Jesús Gómez Montoya, presidente de Asunción Klinika, se despide en esta carta de Loli Arandia, jefa de Administración, que se jubila el próximo día 18 de marzo tras más de 35 años trabajando en Asunción Klinika

Las personas van y vienen y en los últimos años hemos vivido muchas despedidas. Algunas han sido abruptas. Otras personas, simplemente, se han ido sin hacer ruido, siguiendo el curso natural de las cosas. A ninguna de ellas le he dedicado unas líneas, si bien he sentido la marcha de muchas de ellas.


Pero esta vez voy a hacer una excepción. Y la voy a hacer para despedir y dar las gracias a una persona que representa todo lo mejor que es esta casa. El compromiso con la empresa, que ha vivido como suya. La ética incorruptible, la eficacia, la capacidad de trabajo y el compañerismo, por supuesto. Pero si hay algo que quiero destacar de ella es su convencimiento de que lo que da sentido a lo que hacemos aquí, desde la técnica quirúrgica más avanzada hasta la limpieza de un pasillo, son los pacientes. Personas que necesitan ayuda. Y nosotros estamos aquí para eso. Para sanarlos, para ayudarlos y para acompañarlos. Cada uno desde nuestro puesto. Loli lo tiene claro y esa ha sido la impronta que ha marcado todos sus años aquí.


Después de más de 35 años trabajando en Asunción Klinika, Loli es como esos árboles incólumes que se alzan majestuosos en los parques. Ha visto pasar gerentes, directores médicos, jefes de servicio, enfermeras, supervisoras, administrativos, pacientes de todo tipo... Y siempre, en cualquier circunstancia, ha dado lo mejor de sí misma, con lealtad y sentido de pertenencia. Ha sido una excelente trabajadora y compañera, que ha trabajado en equipo, señalando los fallos cuando tocaba y arrimando el hombro cuando ha hecho falta. Ha sido una jefa cercana y justa, que ha cuidado de sus equipos como debe hacerse: sabiendo cuándo poner límites y cuándo borrarlos y sabiendo trasladar a su gente su amor por las cosas bien hechas y por esta casa, a la que ha dedicado la mayor parte de su vida.


Se suele decir que nadie es imprescindible. Las organizaciones, como la naturaleza, se reconstruyen y adaptan a los cambios. Pero sí hay personas que marcan rumbos y direcciones. Y Loli es una de ellas. Espero que su ejemplo perdure y que todos los que hemos tenido la suerte de haber trabajado con ella mantengamos el buen rumbo que ella dio a todo en lo que trabajó.


Dr. Jesús Gómez Montoya Presidente

146 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

Asunción Klinika intranet

Ayúdanos a ser mejores

Deja aquí tus propuestas de mejora, del tipo que sean. Las estudiaremos y elevaremos al dpto. que corresponda y les daremos respuesta a través del blog. Todas los mensajes son anónimos.